Verdad Care Santos PDF

Verdad Care Santos PDF Download

Verdad Care Santos PDF Download for free using the direct download link given at the bottom of this article.

Verdad Care Santos PDF Details
Verdad Care Santos
PDF Name Verdad Care Santos PDF
No. of Pages 155
PDF Size 0.95 MB
Language English
CategoryGeneral
Source pdfsource.org
Download LinkAvailable ✔
Downloads17

Verdad Care Santos

Dear readers, here we are providing Verdad Care Santos PDF to all of you. Absuelto del cargo de asesinato, del que fue injustamente acusado a los 14 años de edad, y una vez probada su inocencia, el ahora joven Eric sale del Correccional de Menores tras cuatro años de internamiento. Sin embargo, la reinserción en una sociedad cargada de prejuicios resultará una realidad todavía más dura:

no volver a caer en la delincuencia cuando el entorno parece empeñado en ello, continuar los estudios, encontrar un trabajo, alejarse de su barrio. Xenia le ayudó a superar unas barreras que creía infranqueables, ¿pero será el amor una fuerza suficiente para superar las dificultades ahora?

Verdad Care Santos PDF

Según las estadísticas, la mayor parte de los menores de edad que han sido condenados por un juez a pasar una parte de su vida en una centro penitenciario no vuelve jamás a cometer ningún delito. Los psicólogos, los responsables del sistema y los políticos lo consideran un gran éxito, que ellos sin duda atribuyen a su maravillosa manera de hacer las cosas.

De entre todos los chicos y chicas que alguna vez han estado en prisión, solo un 25,2 por ciento vuelve a delinquir. Los chicos y chicas que consumen drogas, que padecen alguna enfermedad mental o que tienen una familia horrible tienen más posibilidades de reincidir que los que no se drogan, tienen la cabeza sana y un padre y una madre normales, que se preocupan por las cosas que normalmente preocupan a los padres y a las madres. Es decir, y en
resumen: si eres un pobre desgraciado que no le importa a nadie, tienes muchas más posibilidades de convertirte en un proscrito por la sociedad y terminar de nuevo en una cárcel.

Eso, según las estadísticas, claro.

También hay otros «factores de riesgo» que te pueden llevar a reincidir:

  • 1) No tener un domicilio fijo.
  • 2) No vivir con tu familia.
  • 3) No ir a la escuela.
  • 4) No tener trabajo.
  • 5) Continuar relacionándote con amigos delincuentes.
  • 6) Tener problemas de tipo amoroso o no tener relaciones afectivas satisfactorias.

Las estadísticas no dicen nada de lo que la gente piensa de ti cuando sales de la cárcel, de modo que me inventaré las cifras (pero os aseguro que serán tan reales como las anteriores). Cuando sales de la cárcel (da igual lo que hayas hecho, incluso si no has hecho nada), lo que la gente piensa de ti es:

  • a) «Eres un delincuente y no tardarás ni dos días en volver a hacer de nuevo algo horrible (el 68,5 por ciento de la gente)».
  • b) «Eres un desgraciado que estaría mejor muerto que en ninguna otra parte (15,3 por ciento)».
  • c) «No sé quién eres ni me importa, tampoco sé qué has hecho ni por qué, pero no pienso confiar en ti por nada del mundo (16,2 por ciento)».

Lo mejor que puedes hacer es pasar de ellos, siempre y cuando ellos pasen de ti. Aunque si pasas de todo el mundo lo más probable es que tarde o temprano también termines pasando de ti mismo.

De modo que, según las estadísticas y según casi todos los que me conocen (incluyendo a mis antiguos profesores, mi familia y todos los clientes del bar de mi tía), yo soy un asesino en potencia. Un tío loco o peligroso o desequilibrado, hecho un lío o simplemente raro, que en cualquier momento puede hacer algo horrible.

Ninguno de ellos me ha preguntado qué me pasa. Nadie se ha interesado por mi versión de los hechos. Nadie ha pronunciado jamás la palabra «inocente», aunque eso es lo que soy. Lo que he sido siempre, desde el mismo día en que me detuvieron y hasta el día en que salí en libertad. Están tan ocupados juzgándome que no tienen tiempo de conocerme. Tampoco de saber la verdad.

Da lo mismo. Siempre he sido una rareza de las estadísticas. Un bicho raro que se resigna a serlo. O tal vez solo soy un tipo con mala suerte. Alguien que se levanta cada día con el pie equivocado.

You can download Verdad Care Santos PDF by clicking on the following download button.


Verdad Care Santos PDF Download Link

RELATED PDF FILES